REGRESIONES

desamor

Vuelvo a navegar a ciegas siguiendo la inercia de lo incierto. Vuelvo a forzar una sonrisa que esconde un grito desgarrado. Vuelvo a ser un ovillo tembloroso, un cuerpo escondido bajo las sábanas. La brisa, potente como un huracán, revoluciona cualquier avance y el miedo se encierra en el pecho, oprime, hiere hasta dejar sin aliento y nada hay capaz de doblegarlo. Sentimientos que se antojan regresiones, que fluyen por las mejillas.

Soy yo, en la oscuridad de mi cuarto, sola frente al dolor, desesperada como aquel día infinito.

Hoy, pequeña y destrozada, escondida de un mundo que no entiende de dolor, que solo entiende debilidad en el dolor.

Hoy. Solo hoy. Solo ahora.

Bien sé que mañana no seré ya más estas cenizas, que seré de nuevo yo y bien sé que para dejar partir los miedos hay que atravesar de nuevo este dolor. 

Pero hoy….solo existe hoy….Este desconsuelo solo entiende de hoy.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *